Ruth's Adventures in Panama (Spanish)

Gracias a una pelota de baloncesto cada año me sorprendo con las experiencias, los viajes y la gente que la misma me permite conocer. Esta pelota de baloncesto me da oportunidades que nunca soñé poder disfrutar. Panamá es ahora el nuevo sello en mi pasaporte ya que he tenido la oportunidad de pasar allí una semana trabajando codo con codo con dos de los mejores instructores campamentos de la NBA, Donnie Arey y Antonio Perez que pertenecen al Orlando Magic. La Jump Shoot Basketball Academy fue iniciada en 2004 por los hermanos Luis y Víctor Julio, que de la misma forma que sienten pasión por el juego de baloncesto tienen interés de ayudar a desarrollar el deporte en su país de origen. Con este sueño en mente, comenzaron su propia Academia de baloncesto y han pasado los últimos 8 años enseñando los fundamentos del deporte, desarrollando los entrenadores y creando equipos para competir en varios concursos nacionales e internacionales.

Se notó la diferencia en el campamento inmediatamente, el gimnasio se llenaba de niños y niñas de entre 6 a 17 años de edad, pero con diferentes nacionalidades y niveles de habilidad. ¡Lo que si tenían en común todos ellos, eran las ganas de aprender! El enfoque del campamento esa semana era enseñar ejercicios que fueran desafiantes pero divertidos, mientras que al mismo tiempo los jugadores encontraran la oportunidad de desarrollar los fundamentos del juego y sentir pasión por el mismo. Donnie, Antonio y yo no solamente pasamos la semana enseñando a los más de cien niños que se inscribieron en nuestro campamento, pero también tuvimos la oportunidad de trabajar con los entrenadores de la Jump Shoot Basketball Academy quienes se dedicaron a trasferir sus conocimientos a los entrenadores locales pare que ellos estén mejor equipados para instruir a los niños el resto del año.

Mis viajes siempre me han servido para proporcionarme una lección de historia a primera vista, así que era lógico que el primer lugar que visité, fuera el Canal de Mira Flores en Panamá. Los Estados Unidos ayudaron a construir este sistema de ingeniería único en navegación en 1914, haciendo mucho más rápido el transporte de materiales y mercancías entre los océanos Atlántico y Pacífico. ¡Después de una visita privada, donde pude caminar sobre las cerraduras del canal, tuvimos la oportunidad de ver un enorme carguero chino navegar a través de las varias cerraduras con sólo 2 pies de sobra a ambos lados por la pequeña cifra de cuatrocientos mil dólares!

Para mí fue muy fácil pasar de mi vida en Miami, una ciudad tropical a otra muy similar en el país de Panamá. La ciudad de Panamá fue fundada por los españoles en 1519 y todavía cuenta con los restos de esa estructura original o Panamá Viejo que junto con la nueva ciudad está siendo restaurada para exhibir su impresionante arquitectura que traza la línea de la costa. ¡Panamá es uno de los países de Centroamérica con más rápido crecimiento económicamente y es uno de los cinco principales destinos que buscan las personas de la tercera edad para disfrutar su retiro en el mundo! Lo que me gustó aún más que el sol y el paisaje fueron las personas que conocí. ¡Victor, Luis y sus esposas e hijos me hicieron sentir como si realmente estaba en mi casa al acogerme no sólo a su país, pero sino también a su familia! ¡ Me siento tan honrada y tengo tanto respeto por la familia Julio y por su devoción a la juventud panameña, que tengo la certeza que nuestro primer jugador panameño en la WNBA, será sin duda una graduada de la Jump Shoot Basketball Academy!